Por: Juan Carlos Piedrahíta B.
Estará en Colombia, en julio, como invitado especial de Rock al Parque.
 El artista argentino Andrés Calamaro dice que algunas de sus producciones son ásperas y escapan del gusto de las mayorías
Su anterior trabajo en estudio fue ‘La lengua popular’, ¿en qué se parecen ese álbum y este nuevo registro, ‘On the rock’?
Bueno, tienen un denominador común inevitable, que es el cantante (¡!), pero no es la continuidad del disco anterior, porque es otra naturaleza de grabación. Grabamos entre las giras y con mis músicos habituales; aunque no está ‘Cachorro’ López, quien le imprime a sus producciones mucho corazón. Tampoco son discos opuestos, grabamos instrumentos tradicionales y probamos con recetas electrónicas.
¿En qué momento personal surgió ‘On the rock’?
Surgió entre la recopilación de mis Obras incompletas, las giras, los viajes y los ensayos. Es un disco que podríamos haber grabado en un avión.
Fito Páez define el rock como cuatro letras unidas, ¿para usted, que está ‘On the rock’, es más que eso?
Me gusta esa definición, que podría quitarle ‘hierro’ religioso al rock y desdibujar los conceptos fundamentalistas que circulan. On the rock son nueve letras y doce canciones que se multiplican hasta llegar a ser catorce.
¿En algún momento lanzar un álbum se ha vuelto un suceso cotidiano?
Después de un año preparando el disco, seguir pensando en él es un ejercicio, pero no diría yo que el suceso es cotidiano, porque el disco se extingue, y hay que valorar que siga existiendo.
¿Tiene alguna expectativa particular con la presentación mundial del álbum?
Las expectativas son menguantes, porque el clásico sistema de grabar discos y publicarlos está completamente roto. Mi única expectativa es el interés de la gente por escucharlo… Hace diez años podía fantasear con un éxito, pero ahora la circulación de un álbum es incalculable.
Usted ha tenido muchos temas posicionados en la radio, ¿de qué manera ese conocimiento del gusto del público determina el rumbo que debe tomar alguna producción?
No soy un músico mundial, supongo que mi instinto es natural, pero también tengo producciones ‘ásperas’ que escapan del interés de las mayorías. Asimismo, tengo un público que nunca cumple años, y más generaciones participan de un despacho de música y emociones.
Nito Mestre dice que la principal diferencia entre el pop y el rock es el nivel de compromiso, ¿usted qué opina?
Es posible, es una buena definición. A mí no me consta la existencia del pop como género musical, creo que responde a cualidades estéticas, pienso en pop como Andy Warhol. Supongo que Nito hace referencia a diferentes estadios del compromiso rockero, comprometido con un sonido, con una cultura propia y también con las propias ideas reflejadas con sinceridad; frente a eso, el pop sería un subgénero, pensado para sonar en la radio; pero insisto en la confusión de usar pop como si fuera un género musical.
¿Por qué escogió la canción ‘Los divinos’ para abrirle la puerta al disco ‘On the rock’?
No la escogí yo, yo hubiera elegido otra canción más interesante; casi siempre eligen la canción de apariencia más liviana para difundirla. Mis candidatas eran otras, más rockeras o más poéticas. Pero no puedo protestar, porque es una canción que grabamos y elegimos para que forme parte del disco. Yo di mi opinión y sé que un álbum trasciende los instantes radiales anteriores al instante.
¿Cómo surgió esta canción?
‘Los divinos’ es una canción marginal con apariencia light; es una canción sencilla que explica cómo transcurre un verano en la ciudad, viviendo debajo de un ventilador, una temática bastante frecuente al grabar El salmón y el repertorio inmediatamente posterior… digamos que recupera el sentimiento de los primeros compases del milenio.
¿Cómo será la agenda de promoción del disco?
Estamos finalizando mayo y vamos a cantar en Argentina, en Uruguay y en Paraguay, después voy a hacer promoción en España, volvemos a Buenos Aires, vamos a México y a Colombia, a Venezuela a Estados Unidos, a Londres y a España en septiembre.
¿Cuál disco refleja de manera más contundente su estilo?
Supongo que todos los discos tienen algo mío. En su momento, El salmón fue un disco muy representativo y sincero, como lo fue Honestidad brutal, aunque ahora ya no me sienta representado por aquellos estallidos de palabras y noches interminables. El salmón, por experimental, me representa bastante bien, es personalísimo y anarquista.
¿Qué proyectos tiene?
Hacer buenos conciertos este año.
 

Categories:
Opiniones: 

0 Responses ""El pop sería un subgénero": Andrés Calamaro"