JESÚS MIGUEL MARCOS MADRID 01/06/2010 08:00

No contento con publicar un álbum quíntuple con 103 canciones, Andrés Calamaro también aspira a batir el récord de asuntos que se pueden abordar en una entrevista: Messi, el Mundial, el iPad, los periódicos, el sentimiento de venganza, los camellos, Rosa, el barrio de Salamanca, sus tres yates, los samuráis, la radio y jugosas anécdotas como cuando fue a Glastonbury en 1986 o el día que la policía lo detuvo junto al Langui en el centro de Madrid. Y eso que en realidad sólo quería hablar de On the rock (DRO), su nuevo disco, que se publica hoy.
¿Por qué ese título, On the rock'?
Así se llama uno de mis tres yates.
¿Lo tiene en Buenos Aires?
No, On the rock está en Marbella. Había otro título que también me gustaba: Flor de samurái. Es como decir: qué pedazo de samurái que tú eres, vaya pedazo de samurái.
¿Y con samurái' qué quiere decir?
Ahí me equivoqué cuando escribí la letra. Estaba pensando en harakiri' y me salió samurái. De japonés no sé hablar ni una puta palabra.
¿Y de qué habla la canción?
"Antes estaba encima de cada golpe de batería, además de sincronizar a los camellos"
De reprimir el deseo de venganza. La idea es: ¿no será mejor reprimir ese cabezazo que quieres dar, ese cortarle la mano a alguien? Lo que quiero es vivir tranquilo.
¿Y va consiguiéndolo?
Bueno, a veces se me va la lengua, que también es filosa. Por eso prefiero contestar las entrevistas por escrito. Pero claro, los conciertos no los puedo hacer por escrito y de vez en cuando genero la polémica en los periódicos. Para eso está el rock.
¿Lee mucho el periódico?
Cada día. Por más que invente el Steve Jobs cosas como el iPad, no rivalizará con el periódico como complemento del desayuno.
Los rockeros se quejan de que no salen en la radio.
Ni en la tele. Ayer vi un programa sobre Rosa: Rosa con sus hermanos, Rosa que adelgazó, Rosa con los caballos que le gusta alquilar para salir de paseo, Rosa Y eso en TVE.
He leído que en este disco se ha concentrado en cantar.
Sí. Durante muchos años a mí me gustaba controlarlo todo, controlar hasta el descontrol. Estaba encima de cada golpe de batería, además de sincronizar a los camellos. En este disco quise involucrar a todos los músicos. Elegí 77 canciones de mi catálogo [se refiere a material inédito que tiene grabado en formato de maqueta pero que todavía no ha publicado]. No es un número al azar. En realidad, elegí 80, pero eran tantas que no me di cuenta de que había tres repetidas. Se las mandé a mis músicos, las grabaron en Madrid y luego yo venía de viaje y las cantaba.
"Si algún día descubro que mi obra maestra ya la grabé, voy a respirar aliviado"
El Langui colabora en el disco. ¿Qué aprendió de él?
¡Oh, El Langui! El Langui es un todopoderoso. Le conocí el día anterior a la grabación. Estaba en Fnac y aparecieron el gitano Javi, que es el asistente de Diego El Cigala, y él. Al Langui lo paraban para hacerse fotos de diez en diez. Como al Langui no lo puedes hacer caminar demasiado y era pleno invierno, el Javi nos recogió en su coche y vino conduciendo, sin carné, por calles peatonales A él esas cosas le dan igual. Andábamos con el coche por Preciados el Javi, el Langui y yo, y nos paró la policía, pero hasta la policía se sacaba fotos y fotos con El Langui. Nos dimos cuenta de que hablábamos con un todopoderoso. En las dos horas que estuvo El Langui en el estudio escribí más canciones que en los dos últimos años.
Ha preparado una portada para cada país imitando el color de la camiseta de sus selecciones. ¿Ganará Argentina el Mundial?
Este Mundial ya está arreglado para que gane Argentina. Como en el 86. Yo estaba en Europa cuando empezó aquel Mundial, en el Festival de Glastonbury, donde fui solo. Estaba oyendo a Madness cuando Argentina le ganó a Inglaterra. También vi algún partido en Madrid con Ariel y Julián, antes de Los Rodríguez, en una casa de la calle Martínez Campos, que está en el barrio más inhóspito y más hostil que pueda existir en todo Madrid. Casi tanto como el barrio de Salamanca. Intenté vivir allí y no vi una persona normal en un año. Hace poco, llevé a pasear a mi hija un sábado por la mañana y me asusté mirando a la gente. ¿Pero de qué planeta son?
¿Qué canción le pondría a Messi antes de salir al campo?
El Machine Head de Deep Purple. Es lo que hacía yo antes de salir a tocar. Le llevaría un loro, a pilas, y ¡puffff! Highway Star, Lazy Porque no sé lo que escucha el Messi en su casa y quizás Motorhead es demasiado.
¿Qué hay de esa colaboración con Nacho Vegas?
Somos amigos. Cuando hice Honestidad brutal fue el único artista del indie que rompió una lanza por mí. Ahora cada vez que saco un disco me lo comparan con Honestidad brutal, como mi obra maestra. Yo no tengo ningún complejo. Si algún día descubro que mi obra maestra ya la grabé, voy a respirar aliviado. Porque seguir buscando la mejor canción toda la vida es un peligro.
 

Categories:
Opiniones: 

1 Response to ""En dos horas con El Langui escribí más canciones que en dos años""

  1. Anónimo says:

    que buena entrevista, gracias por darme una idea para promocionar mi blog.