CONCIERTO DE ANDRÉS CALAMARO EN VALLADOLID

VALLADOLID.- El músico argentino Andrés Calamaro inaugura esta noche los conciertos de preferias de Valladolid en el Pabellón Pisuerga, presentando los temas de su último disco, 'La lengua popular', junto a otros que figuran en la historia más reciente del pop-rock latinoamericano y en la memoria de muchos de oyentes, entre ellos los que compuso e interpretó para Los Rodríguez.
Después de reunir a éstos, la banda que le abrió las puertas en España, y girar con Fito, de los Fitilpadis, Calamaro deja atrás varios años de alejamiento de los escenarios, dedicados, casi en exclusiva, a la grabación y composición. Y se ha embarcado en una extensa gira, iniciada a principios de año en Sudamérica para continuarla en España, donde está obteniendo un más que notable de éxito (llega a este concierto tras colocar el cartel de 'no hay entradas' en Barcelona) como lo ha obtenido con 'La lengua popular', con una banda muy roquera en la que milita uno de los más reputados baterías del país, José Bruno ‘El Niño’, "el vallisoletano de Malasaña", como llama Calamaro, a quien "es uno de los pilares de nuestro concierto y es nuestra reserva moral; además de ser mi compañero es mi amigo".
Calamaro no actuará solo. A su lado Jaime Urrutia, que también se encuenta de gira este verano, interpretará varios temas con el argentino. El invitado ‘sorpresa’ tiene previsto unir su voz y su música a Calamaro en cinco de los conciertos que éste ha programado.
P.: ¿Cómo está sintiendo y se está sintiendo en esta gira de ‘La lengua popular’? R.: ¡Mejor que nunca! En el anterior tramo de la gira llegamos a nuestro pico como banda roquera y vocal.
P.: ¿Por qué este título para su nuevo disco? R.: ¡¡Erotismo para el pueblo!!
P.: Otro por qué, el de la elección de Cachorro López, su colega de los Abuelos de la Nada, como productor. R.: Mi compadre es exigente y trabaja con espíritu y buen humor.
P.: Parece que en este disco predomina más el guitarreo rockero que en su anterior disco, 'El palacio de las flores'. R.: 'El palacio de las flores' está potenciado por las armonías y la presencia del genial Litto Nebia. Mi banda de guitarras está activa desde hace 20 años y esta reencarnación permanece junta, aunque con cambios, desde 1997. En 1999 ya estrenamos el formato de tres guitarras al mismo tiempo. Somos roqueros y potenciados.
P.: ¿Qué le parece lo dicho por el escritor Rodrigo Fresán sobre 'La lengua popular', que es el mejor y más logrado disco de toda su carrera? R.: Jamás haría competir a mis discos entre sí, ¿para qué? Pero Rodrigo sabe mucho de rock, de letras y de contenidos.
P.: ¿Han influido en algo los conciertos de retorno de Los Rodríguez y los que ha dado con Fito? R.: Nos reunimos Los Rodríguez, ya no somos suficientes Rodríguez. Pero siempre se aprende con Ariel. Y con Fito Cabrales. Dos grandes compañeros, buenísimos, autores de canciones artesanales de rock y guitarristas completos.
P.: Con un repertorio tan extenso como el suyo, ¿cómo selecciona las canciones del concierto que acompañará a las de su nuevo disco? R.: Antes de cantar ensayamos dos semanas, y pensamos juntos nuevas opciones para el repertorio. Y mientras giramos le damos la última vuelta de tuerca a la lista de canciones.
P.: Cada vez se utiliza más el término cantautor de rock (Quique González, Nacho Vegas), ¿se le podría aplicar a usted también? R.: El ‘songwriter’ es un trovador del ombligo social. Yo soy músico de rock y cantante popular sofisticado. Pero el término no me molesta en absoluto.
P.: El rock es sencillez y verdad, ¿está de acuerdo? R.: Entre otras cosas, sí. También es desprecio y entrega, surrealismo marginal, erótica ciudadana, electricidad licuada y raíces de sí mismo, poesía y… ¡¡todo lo contrario!!.

Categories:
Opiniones: 

0 Responses "'El rock es surrealismo marginal, raíces de sí mismo, poesía y... ¡todo lo contrario!"